Habemus Papam


Sí, Habemus Papam, pero no se llama Francisco ni es Argentino; es JBerges y ni así ganó. En una tarde lluviosa en la morada de Melenas Gabatx pudimos saborear de nuevo el gran De Vulgari Eloquentia (después de un par juegos antes para calentar).

Después de una explicación magistral por mi parte (previo repaso del reglamento) y de 2 o 3 horas de juego me alcé con la victoria con esa sensación de “no se coño he hecho ni para que, pero ahí estoy”.

Habemus-Papam-Benedicto-XVI

DVE es una juego muy bonito. Cómo en todo, habrá gustos para todo, pero a mi también me gusta el rollo gráfico de Troyes y otros lo odian. A priori, DVE puede abrumar a simple vista, ya que tiene varias mini reglas y muchas acciones en el tablero, pero realmente son acciones muy sencillas y rápidas, y no todas están disponibles en todo momento.

No os voy a contar como se juega, ni todas las acciones, ni como ser Papa, cardenal o banquero, que para eso está el juego y las instrucciones, que seguro que podéis leer por ahí si os interesa. En DVE haces acciones para conseguir dinero, conocimiento, viajar, avanzar en tracks que dan puntos y conseguir políticos (corruptos seguro), nobles (no muy nobles), putas (abadesas digo) y amanuenses (que no sabemos si es un plato tradicional de Costa Rica o los tíos que viven en Amanua (¿quieres saber que son? dale al play).

Todo esto a lo largo de entre 14 y 16 turnos (cuando muera el Papa, que no sabemos cuando será), donde cada cosa te servirá para conseguir tu meta, ya sea ser el próximo Papa o convertirte en Banquero.

pic1091742_md

Al final de la partida puntúan varias cosas, como libros de conocimiento, mayorías, votos, dinero, status, etc… por lo que es muuuy complicado prever cómo acabará la partida y controlar a los demás jugadores (por lo menos en las primera partidas), así que la cosa acabó bastante reñida, siendo yo el ganador por unos 8-9 puntos y los demás separados por 1 solo punto entre ellos!

Conclusiones
Un gran juego, fácil, bonito y divertido que ha pasado y pasará sin pena ni gloria, pero que merece la pena que lo juguéis para ver que el león no es tan fiero como lo pintan.

Comenta algo, perro del infierno!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s